Seguidores

lunes, 27 de agosto de 2012

En vez de soñar, persigue tus sueños.

Cuentan que la vida son dos días. Al menos eso dicen. Nos ponen a prueba para que aprendamos a distinguir lo que está bien de lo que está mal. Somos malos por naturaleza. Juzgamos sin pensar, sin conocer, sin saber.
Es cierto, cada persona es un mundo. Algunos son un mundo de papel, dispuestos a convertir ese mundo en bola y acabar tirándose a una papelera en el rincón de cualquier calle. Y otros sin embargo son un mundo de hierro, dispuestos a acabar con cualquier palo que se les cruce por el camino.
Hay gente dispuesta a comerse el mundo, otros creen que el mundo les acabará comiendo. Hay gente rica y gente pobre. Hay humildes y prepotentes.
Hay cuentos Disney que cuentan mentiras, y desde entonces mas de un sapo se cree príncipe. Hay cafés de las tres que más de uno acaba bebiendo a las cuatro. Hay países con culturas diferentes, hay personas con vicios distintos.
Rompe reglas. 
Vives para vivir, no para sufrir. Vives para hacer feliz.
Vives para contarlo, para recordar los momentos increíbles que viviste, para darle valor a las cosas por lo que significan, para vivir experiencias nuevas.
Vives para encontrar tu futuro.

Arriesga por ti.



domingo, 26 de agosto de 2012

Antes de conocerte, ya pensaba en ti.

Inspiro razones, expiro motivos.
Media noche, madrugada, incapaz de dormir. Pidiendo a gritos algo que pueda calmarme, hacerme cerrar los ojos de una vez. Nada. Mi piel le echa de menos.
Pensar por pensar, pensar por intentar conciliar el sueño.
Pensar lo mucho que tienes, lo mucho que has querido tener, y lo que hoy día aprecias a tu alrededor. Muchas personas, muchas manías, muchas confesiones, discusiones, muchos consejos, muchas traiciones. 
Hojear un libro, por entretenerte, leer una frase, volver al pasado, a un recuerdo. Sonreír. Darte cuenta de el tiempo que pasó de eso, y sin embargo, sigues acordándote como si fuera exactamente ayer. 
Continúas, otro recuerdo que te lleva a otro más, y otro, y otro, y otro aún. Los añoro. 
Cómo comenzó todo, y lo que resulta ser para mí. Alguien irreemplazable. Verle es como sentir una adrenalina sin moverte del sitio. Como haber estado tres días sin comer, y al verle, querer comértelo entero. Morderle el cuello. Sentir que no se va a ir de mi lado. Inspirar, suspirar, su nuca. 
En hojas de papel, es mas fácil escribir lo que sientes. Escribes, borras, vuelves a escribir. Será que estoy echa un lío, un lío por no saber explicar lo feliz que soy. Un lío de quererle miles de noches y no poder tenerle.

Me estoy volviendo loca. 

Me está volviendo loca.






Llámame sin la elle

lunes, 6 de agosto de 2012

Del batido de chocolate al vodka.

Supe callarme muchas cosas, supe decir que no a otras pocas. Supe qué decir en cada momento. Supe decir verdades como puños. Supe actuar ante situaciones fáciles, y aprendí a actuar en las difíciles. Quise madurar antes de tiempo, pero por querer madurar sigo igual. Quise cambiar en miles de aspectos, pero por querer cambiar, no he cambiado. Supe reaccionar antes de tiempo, y quise cosas que no estaban a mi alcance. Me encapriché, como quien se encapricha con un vestido de Dior, como quien se encapricha con unos tacones de piel. Me emborraché, como quien se emborracha en una discoteca de madrugada. Me perdí, pero supe encontrarme. Aprendí de mis errores, pero me quedan muchos mas por cometer.
Soy una adolescente, me equivoco, rectifico, me vuelvo a equivocar.